Consejos prácticos para no cometer errores

Al momento de elegir una alfombra para el hogar debemos considerar distintas variables, desde el tamaño correcto hasta el color adecuado para el ambiente, pasando por el tipo de habitación y el propósito principal, aquí compartimos algunos consejos para elegir la alfombra adecuada para cada habitación de la casa.

Elegir una alfombra es darle carácter y personalidad a un espacio. De hecho, los gustos, preferencias y necesidades pueden cambiar, pero todos quienes se dedican a decorar interiores están de acuerdo en que una alfombra es la inversión ideal para añadir un toque de color y calidez a cualquier rincón de la casa.

Y si estás listo para amueblar un nuevo espacio o quieres renovarlo, solo tienes que elegir tu modelo favorito prestando atención siempre a los tamaños, materiales, colores y proporciones, capaces de cambiar, sin alterar completamente la forma de una habitación.

A continuación compartimos estos consejos prácticos para que elijas las mejores alfombras para tu hogar.

¿Por qué una alfombra?

Una alfombra es un complemento de decoración ideal para llenar un espacio o simplemente para hacer más cómodo un suelo frío o de madera, una alfombra es una excelente alternativa para crear un ambiente cálido y confortable integrando lujo y suavidad al alcance incluso en los ambientes más mínimos.

Es importante preguntarse ¿Cuáles son los hábitos en el hogar?

Evaluar todos los aspectos prácticos de tener una alfombra en casa. Al igual que cualquier otro mueble, de hecho, las alfombras también deberán adaptarse al estilo de vida de la casa, desafiando el desgaste, las manchas y la presencia de niños y mascotas. Una vez que haya pensado en estos puntos, podrá comprender cuáles son los mejores materiales y patrones para su alfombra.

Una alfombra para cada habitación y función

Diferentes alfombras se adaptan a diferentes espacios. Por tanto, otro punto a tener en cuenta es sin duda la estancia en la que lo colocarás y cómo se utilizará. ¿Te gusta acurrucarte frente a la chimenea del living? Es mejor elegir una alfombra más gruesa. ¿Buscas un accesorio puramente ornamental? Invierte en una alfombra con motivos llamativos o estampados. ¿Necesitas decorar una cocina o un baño? Elija una alfombra duradera y fácil de limpiar como lo son las alfombras para cocina y baño, elaboradas con materiales resistentes capaces de soportar suciedad, manchas, fáciles de lavar y antideslizantes.

Materiales

Incluso a la hora de elegir el material para tu alfombra, es mejor tener en cuenta no solo el gusto personal sino también el tipo de habitación y el uso que se hará de ella. Si en la cocina o el baño, así como para la habitación de los niños, sería más adecuado elegir fibras resistentes y fácilmente lavables.

Cuidando la proporción y la ubicación

Las alfombras grandes son muy lindas, pero recuerda que su función no es simplemente cubrir un piso feo. Para crear el máximo impacto, siempre tenga en cuenta las proporciones y trate de colocar los muebles (especialmente camas, mesas y sofás) sobre la alfombra y no equilibrados en los bordes. Es preferible que la alfombra sea al menos veinte centímetros más ancha que los muebles colocados sobre ella para que la habitación sea proporcionada y armoniosa.

Medidas

No dejes de medir el espacio, muchos confían en su ojo o adivinan y luego la alfombra simplemente no queda bien.

La alfombra es uno de los accesorios que mejor deben adaptarse a los espacios y tener las dimensiones correctas. Intenta extender unas hojas de periódico sobre la superficie del suelo que pretendes cubrir imaginando que es tu alfombra: te dará una idea de las dimensiones más adecuadas y cómo encaja todo en la habitación.

Diseños y estilos

Una vez que hayas evaluado los aspectos más prácticos, pasamos al estilo. Los expertos en diseño de interiores dicen que una alfombra debe ser uno de los primeros elementos a tener en cuenta al decorar una habitación, para que sea más fácil combinar papel tapiz, pintura y accesorios. En cuanto a los estilos, en el caso de los muebles de colores sólidos, opta por una alfombra brillante y estampada, mientras que, por el contrario, si tu hogar ya está lleno de estampados y colores, es mejor optar por un accesorio sencillo.

¿Los movimientos geométricos? Perfecto con colores vivos y que recuerden cortinas y cojines.

Combina los colores

En general, los tonos neutros son atemporales e iluminan las habitaciones. ¿Tienes un alma audaz y quieres que tu hogar refleje tu estilo? Agregue uno o más toques de color con una alfombra con patrones brillantes y vivos, motivos estampados o geométricos, evitando esconderla demasiado debajo del mueble. Por último, para disimular imperfecciones y signos de envejecimiento, es mejor optar por tonos más oscuros a prueba de niños y mascotas.

¡Difruta de tu alfombra y de tu hogar!

Share

Responses